Cuando tu equipo funciona y punto

Esto es algo que vengo notando desde hace un tiempo. Y, tal vez al querer escribir sobre el tema se me hace más evidente. Muchas veces no tengo nada para decir sobre Linux. ¿por qué es esto? Me lo he estado planteando y me di cuenta que no tengo nada que decir de Linux, porque no hice nada nuevo con él.

Me explico, en mi PC tengo instalado Archlinux. Hace ya 2 años que lo instalé por última vez. Y funciona, es más, funciona perfecto. Lo hace tan bien, que ya no pienso en él, solamente me siento y uso el equipo. No tengo problemas, cuelgues fallas ni nada. A su vez, lo mismo las aplicaciones que uso diariamente, dígase Firefox, Chrome, Thundebrird, Clementine, VLC, transmission, etc. todas ellas funcionan y me funcionan bien. No tengo problemas y mis necesidades en la PC están totalmente cubiertas.

He ahí el meollo del asunto, estoy satisfecho y como dije, con las necesidades cubiertas. Ergo, ya no busco alternativas, no pruebo otras aplicaciones, no tengo problemas que deba solucionar y por ende tenga cosas nuevas que contar. Y por un lado creo que esto es muy bueno. Es una gran ventaja de Linux, que funcione hasta el punto que me olvido de él.

¿Les ha pasado algo parecido? ¿están cómodos en sus sistemas actuales? O simplemente les gusta el cambio como me pasó a mí hace un tiempo. Y si no lo usan, les recomiendo que lo prueben 😉

5 comentarios sobre “Cuando tu equipo funciona y punto

  1. Me sucede exactamente lo mismo: hace 2 anos instale ArchBang en la notebook personal y la Pc familiar. Y hace 1 año me autorizaron a instalar ArchBang en la notebook de la empresa.
    Lo único que hago desde entonces es cada tanto escribir: sudo packer -Syu

    Boring… nunca más algo se jodio, ninguna emoción, ninguna detalle que me haga pensar en cambiar de distro.. nada.
    Arch es el Gran Nivelador

    Me gusta

  2. A mí me ocurre exactamente lo mismo, y después de tanto salto de distros resulta que ahora mismo estoy comodísimo en Kubuntu 14.04. Todo funciona bien, tengo todas mis necesidades cubiertas y los PPAs para actualizar el software que me interese y para hacer pruebas de algún programa si se me antoja.

    Me gusta

  3. Creo que a la mayoría nos pasa lo mismo. Linux ha cambiado y ya no es como antes, recuerdo cuando empecé a usarlo cada tanto era necesario tocar/modificar algo ingresando comandos en el terminal o editando algún archivo.

    Ahora agarrás cualquier distribución de las más populares y luego de instalarla ya puedes empezar a utilizarla sin ningún problema (al menos en mi caso), simplemente funciona y si, se torna muy aburrido. 🙂

    ¡Saludos!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.