El tiempo corre, la vida nos alcanza

En los últimos tiempos, han cambiado varios aspectos de mi vida, y junto a ellos he tenido que reorganiza todos mis tiempos para amoldarme a los nuevos horarios.

Esta situación me ha llevado a meditar un poco sobre el ritmo de mi vida y de ahí al ritmo de vida actual. Cada día se nos exige más y más, uno tiene que andar a las corridas para lograr hacer todo lo que tiene que hacer en un día, y muchas veces aún así no lo logra. ¡Vivimos a las corridas! y, ¿para qué?. Para llegar a la noche muertos de cansancio, caer literalmente agotados en la cama y dormir para que al día siguiente comenzar de nuevo con el mismo ciclo. Es estresante. Y no tendríamos porque hacerlo. Es decir, ¿Por qué tenemos que trabajar 8 horas mínimo al día?, ¿Por qué tenemos que hacer X cantidad de cosas por día?. Simple, porque esta sociedad en la que vivimos ha naturalizado que tiene que ser así y todos hemos estado tan ciegos que no hemos notado mientras eso ocurría.

¿Cómo hemos llegado a ésto? ¿Por qué permitimos que nos apuren y nos hagan correr? ¿Por que tenemos que trabajar tantas horas por día tantos días a la semana? ¿Acaso no tenemos gente, tecnología y capacidad como para repartir mejor entre todos esas horas de trabajo?. En vez de un empleado de 8 horas cansado, ¿no serían mejor 2 de 4 horas cada uno?. No me importa lo que digan de “optimizar recursos” en las empresas, con ese pensamiento ninguna empresa tendría gente mas allá del mínimo necesario, quedando otras personas fuera del sistema. ¿Por que no hacerlo más integrador?.

Pero me estoy yendo del tema central, esto es material para otro artículo. Volviendo al grano, ¿Por qué hoy en día permitimos que el tiempo controle nuestras vidas? ¿No debería ser al revés, donde nosotros decidamos que hacer con el tiempo?. ¿Cuándo perdimos el sentido común de las cosas?.  ¿No les pasa que hay días en los que corrieron como locos toda la jornada y a la noche tienen la sensación de que no hicieron realmente nada? ¿que todo el día fue sólo un cúmulo de banalidades?. Porque, siendo honestos, el único motivo hoy en día por el que no decimos basta de las corridas, es porque si lo hacemos, hay otro tan tonto o inconsciente como para tomar nuestro lugar en el ciclo. Si no abrimos todos los ojos para decir basta, el efecto no será notorio.

Yo vivo a las corridas y estoy cansado de correr. Hace años que me levanto a las 6 de la mañana y me acuesto a las 12 de la noche. Hasta ahora he mantenido ese ritmo porque tengo un proyecto a futuro y estoy luchando por hacerlo realidad. Yo elijo hacerlo, pero no me quedo ahí solamente. Cada día busco como ir mejorado mi situación. Busco como apuntar hacía mi proyecto, cumpliendo cada etapa necesaria y tratando de correr un poco menos cada día. Es hora de dejar de correr, gente: ¡la vida nos está alcanzando!. Es hora de empezar a disfrutarla.

¿Ustedes también corren todo el día? ¿Que hacen o harían para cambiarlo?.

4 comentarios sobre “El tiempo corre, la vida nos alcanza

  1. linda entrada. La verdad la gran mayoria vive su vida asi, solo unos pocos afortunados no tendran que correr y podran dedicar mas tiempo a disfrutar.En mi caso me baso en lo siguiente:”No hago nada que no me guste hacer”Vivo mi vida como me gusta y si alguna vez tengo que hacer algo que no me gusta va a ser solo para hacer feliz a alguien q quiera y no por una orden de nadie.

    Me gusta

  2. Tema importante si los hay. En mi casi hablo desde lo monótono y lo inactivo, aveces siento como si las decisiones que he tomado han ido armando una estructura para el vivir de mi día a día. El problema es que cuesta y mucho salir de ese esquema del “vivir” que uno se genera o te lo genera la sociedad y sus métodos de vida. Muy buena entrada. Prolija y abierta a debate.Saludos!

    Me gusta

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Pablo Bachi Varisco and jorge madrid, Sebastián Alvarez. Sebastián Alvarez said: #Enmiblog El tiempo corre, la vida nos alcanza http://bit.ly/awhk4O […]

    Me gusta

  4. @Bachitux: Sí, yo actualmente estoy en un circulo bastante vertiginoso de tiempos en el que me “metí” yo sólo, justamente estoy viendo de cambiar un poco eso… mientras apunto a mis proyectos.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.